Cada vez son más los agentes que llevan su propio botiquín policial con el fin de ofrecer asistencia de urgencia a los heridos. De hecho, los vehículos de radiopatrulla de la Policía Nacional ya incorporan de serie un kit en su equipamiento. 

 

Así, no cabe duda de que el botiquín táctico ha llegado para quedarse. Con la adecuada formación y con este equipo de primeros auxilios los policías están mejor preparados para atender situaciones de alarma, momentos en los que hay que actuar rápido para salvar vidas. 

 

Y, aunque son muchos los objetos que se pueden incluir en él, hay 12 que son imprescindibles para tratar emergencias vitales como la parada cardiorrespiratoria y las hemorragias severas. 

 

¿Quieres saber más sobre el tema? Presta atención porque en este post te contamos cuáles son los productos más importantes que debes incluir en el botiquín policial. 

 

¡Empezamos!

 

Artículos que no deben faltar en el botiquín policial

 

Como te adelantamos, son muchos los dispositivos y productos que se pueden incluir en el kit de primeros auxilios de un policía. Sin embargo, hay 12 que destacan por encima del resto.

 

Guantes quirúrgicos, mascarilla y pinzas

 

Entre los productos imprescindibles de un botiquín policial se encuentran los guantes quirúrgicos, indispensables para dar asistencia médica sin condicionar la propia seguridad de los agentes. En este sentido, y siempre que se pueda, deben ser de nitrilo. 

 

Además, también hay que equipar el botiquín con una mascarilla para realizar el boca a boca en paradas cardiorrespiratorias (RCP) con la máxima higiene y pinzas, muy útiles para remover astillas, trozos de cristal o espinas de la piel. 

 

Torniquete

 

Los heridos en accidentes de tráfico o por armas blancas y de fuego corren el riesgo de sufrir una grave hemorragia que, si no se trata a tiempo, puede acabar con su vida. Por eso es importante llevar en el botiquín policial un torniquete. 

Además, si los agentes trabajan en zonas alejadas, en las que el apoyo puede tardar más en llegar, es recomendable añadir un segundo torniquete: uno para el policía y otro para un compañero o una víctima que lo necesite.

El vendaje israelí y el material hemostático detiene las hemorragias en el menor tiempo posible

Gasas y vendaje IDS

 

Otro de los artículos que no debe faltar en el botiquín de los policías son las gasas estériles. De esta manera, es posible atender diversas heridas de una manera eficaz. 

 

En los casos más graves, como las hemorragias, se puede apostar por el vendaje israelí, también conocido como vendaje IDS. Este producto, una combinación de vendaje elástico con un apósito estéril y almohadillas móviles, está diseñado para detenerlas en el menor tiempo posible. Además, es muy versátil y sencillo de utilizar, permitiendo detener pérdidas severas de sangre. 

 

Material hemostático

 

Para parar las hemorragias también es muy útil usar material hemostático. Estos artículos son vendas o polvos con una composición química que acelera el proceso de coagulación de la sangre

 

Junto al vendaje IDS, es muy utilizado en situaciones de hemorragia severa en las que no es adecuado realizar un torniquete, como puede ser el cuello, la axila, la ingle…

 

Sin duda, un artículo imprescindible en los botiquines policiales que puede salvar la vida de una persona. 

 

Cánula nasofaríngea y lubricante

 

La cánula nasofaríngea es un dispositivo que evita la obstrucción de las vías respiratorias y facilita la eliminación de las secreciones traqueobronquiales, por lo que es un producto que se debe incluir en los botiquines. Además, permite que los agentes puedan continuar con las labores de reanimación. 

 

Por supuesto, unido a esto, también hay que llevar lubricante para insertarla correctamente. 

 

Manta térmica

 

La manta térmica también es un imprescindible en los equipamientos de los agentes de policía. En este sentido, no ocupa demasiado espacio, es versátil y muy eficaz en situaciones de emergencia. 

 

Así, este artículo es de vital importancia a la hora de mantener la temperatura de la víctima, por ejemplo, cuando se rescata a alguien en una inundación o en intervenciones por incendio, entre otros. Además, cuando se enrolla es especialmente resistente, haciendo que se pueda utilizar como una cuerda improvisada

 

Tijeras y rotulador

 

Finalmente, pero no por ello menos importante, hay que añadir al botiquín de primeros auxilios unas tijeras y un rotulador. El primer objeto tiene diversas utilidades, como cortar prendas de ropa para atender correctamente las heridas. El segundo es adecuado para anotar la información de las intervenciones realizadas a las víctimas en una asistencia de emergencia. 

 

¿Qué te ha parecido este post con los objetos indispensables que no deben faltar en los botiquines policiales? Esperamos que te sea de gran utilidad y recuerda, en Partenon somos especialistas en uniformes para la Policía Local. Si deseas renovar tu vestimenta, no lo dudes, visita nuestra tienda online. Además, también encontrarás accesorios diversos, desde linternas tácticas, guantes anticorte y botas tácticas, hasta cinturones de velcro, cascos para motoristas o portaguantes. 

 

Por supuesto, si necesitas más información, contáctanos. Nos encantará escucharte y asesorarte en todo lo que necesites.