El 2 de octubre se celebra el Día de la Policía Nacional, una fecha que reconoce a nivel público la labor que desarrolla día a día el cuerpo de seguridad del Estado y sus agentes, así como su contribución a la hora de proteger y garantizar la seguridad de la ciudadanía. Con el fin de conmemorarlo, tienen lugar diversos actos presenciales, aunque durante 2020 se suspendieron debido a la pandemia provocada por el coronavirus. 

 

Pero, ¿sabes por qué se ha escogido esta fecha? ¿Y desde cuándo se celebra? ¡A lo largo de este post te lo desvelamos! Además, también te contamos cuáles son las principales funciones de la Policía Nacional y, por supuesto, qué hay que hacer para formar parte del cuerpo. 

 

¿Preparado? ¡Empezamos!

 

¿Por qué se celebra el 2 de octubre el Día de la Policía Nacional? 

 

El origen de la celebración del Día de la Policía Nacional se encuentra en el santoral cristiano de la Iglesia Católica. En él, el 2 de octubre es el Santo de los Ángeles Custodios, también llamados Ángeles de la Guarda, encargados de proteger y cuidar a los seres humanos. 

 

Así, los Ángeles Custodios son los patronos de la Policía Nacional porque son aquellos que tienen la labor de cuidar y apoyar al ser humano, así como estar siempre a su servicio. 

 

Las principales funciones de la Policía Nacional 

 

Ahora que conoces por qué el 2 de octubre es el Día de la Policía Nacional y, aprovechando esta fecha, recordemos cuáles son sus principales tareas. Además, si estás interesado en formar parte del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) también te ayudará a conocer sus funciones generales. 

 

  • Cumplimiento de la ley y el orden. La Policía Nacional se encarga de velar por el cumplimiento de las leyes establecidas para cada territorio. Del mismo modo, en el caso de que exista una violación del orden, deben intervenir para controlar y reestablecer la situación. 
  • Seguridad. Otra de las competencias de la CNP es auxiliar y proteger a la ciudadanía, así como vigilar y conservar los bienes, inmuebles e instalaciones públicas o privadas que lo requieran. Además, también es tarea de la Policía Nacional proteger a las altas personalidades.
  • Colaboración con los servicios de Protección Civil en casos de catástrofes, calamidad pública o riesgo.
  • Investigación y análisis con el fin de descubrir y detener a los responsables de actos delictivos. Así, deben asegurar y custodiar instrumentos, efectos y pruebas de crímenes, así como ponerlas a disposición de las entidades judiciales pertinentes y elaborar los informes técnicos y periciales necesarios.  
  • Prevención de la delincuencia. Por supuesto, en el Cuerpo Nacional de Policía también deben realizar tareas de monitorización y análisis de datos que sean de interés para la seguridad pública. De esta manera pueden estudiar, planificar y ejecutar operaciones de inteligencia para la prevención de la delincuencia. 

 

Por otro lado, la Policía Nacional tiene una serie de competencias exclusivas, entre las que destacan, por ejemplo, la expedición del Documento Nacional de Identidad (DNI) y los pasaportes, el control de fronteras, monitorizar y controlar el cumplimiento de las leyes en materia de juegos y espectáculos o realizar la investigación y procesamiento en aquellos delitos relacionados con las drogas

 

¿Qué hay que hacer para ser Policía Nacional?

 

Para ser Policía Nacional se deben cumplir una serie de requisitos básicos, así como superar una oposición que consta de diversas pruebas: físicas, de conocimiento y ortografía, psicotécnico, reconocimiento médico y entrevista personal. 

 

Finalmente, en caso de ser apto, también será necesario realizar un curso de capacitación en la Academia de Policía Nacional de Ávila. Una vez terminado, se comunicará el primer destino, ocupando de esta manera un puesto dentro del cuerpo. 

 

Requisitos básicos

 

  • Tener nacionalidad española y ser mayor de edad.
  • Estatura mínima de 1,65 metros para hombres y 1,60 metros para mujeres.
  • Contar con el carnet B de conducir.
  • Estar en posesión del título de bachiller o equivalente.
  • Compromiso de portar armas y llegar a utilizarlas si fuese necesario.
  • No haber sido condenado por ningún delito ni estar inhabilitado para el ejercicio de funciones públicas.  
  • No poseer ninguna causa de exclusión física o psíquica que impidan la capacidad funcional u operativa necesaria para desempeñar las tareas propias del cuerpo. 

 

Pruebas físicas y pruebas de conocimiento y ortografía

 

Para ser Policía Nacional también se deberán realizar con éxito unas pruebas físicas y un examen de conocimiento y ortografía. 

 

En el primer caso, se deberán superar tres ejercicios que miden la habilidad, la fuerza y la velocidad y resistencia. En el segundo, se evaluarán los conocimientos teóricos y de ortografía a través de unos cuestionarios tipo test.  

 

Una vez superadas, se deberá pasar un reconocimiento médico y una entrevista personal con un psicólogo o un agente de policía. Finalmente, solo quedará realizar el curso de formación en la Academia de Policía Nacional de Ávila.

 

Esperamos que este post sobre el Día de la Policía Nacional te haya sido de utilidad y recuerda, en Partenon somos especialistas en uniformidad técnica para la Policía Local. Además, también contamos con el mejor material policial, desde linternas tácticas a guantes anticorte o portaguantes en cordura. 

No dudes en visitar nuestra tienda online y, si quieres más información, ¡contáctanos!